El milagro de los patos

Hoy leo en el periódico que a una fábrica de Liaoning le han sido requisadas 40 toneladas de rollitos de ternera y cordero. Sin embargo, lo milagroso del caso es que los rollitos no estaban hechos ni de vacuno ni de cordero, sino de pato.

Debida a la poca regulación alimentaria que hay, se siguen sucediendo los casos de manipulación alimentaria a nivel de fábricas que producen alimentos que más tarde surten las estanterías de los supermercados.

En este caso, se han tenido que parar tres líneas de producción y se han encontrado más de 250 kg de aditivos falsos, valorados en más de 30 millones de yuanes (¡una fortuna!, más de 3 millones de euros). Parece ser que, tras la transmutación milagrosa, el pato sabía a ternera o cordero (según la variedad de rollito)  pero que los tests demuestran que se sobrepasaba el nivel de nitratos permitidos en más de 2000 veces.

No me extraña que los chinos prefieran comprar productos extranjeros y que los supermercados con productos de importación, aún vendiendo a los precios que venden, sigan estando llenos.

Leave a Reply